Presencia medieval y vigencia moderna en El Entierro del Conde Orgaz, obra maestra del Greco

César García Álvarez

Resumen


El Greco emigró de Creta a Venecia y después a España. En cada lugar su sensibilidad de artista fue asimilando elementos que después plasmará en su gran obra El Entierro del Conde Orgaz. El motivo del cuadro es ya medieval: un milagro sucedido en el Toledo de 1323. El estudio aquí presentado, además de documentar aquel milagro, destaca los elementos formales medievales, de carácter bizantino, de la pintura, así: la acentuada división entre lo visible y lo invisible (Símbolo Nicenoconstantinopolitano); la diexis u oración modelo, tantas veces expresada en la pintura bizantina en la figura de María y San Juan Bautista; la disposición del friso de cabezas, que recuerda San Vital de Rávena y, por sobre todo, la estructura mayor del cuadro que es el de la iglesia bizantina: cúpula celeste y espacio inferior de los fieles. Se analizan igualmente las vinculaciones doctrinales y formales entre los dos espacios. Por cierto, el Greco fue un pintor moderno: supo vincular lo medieval con los nuevos tiempos, y tiempos españoles de destacado misticismo, rasgos que en este ensayo también se estudia.


Palabras clave


Greco; El Entierro del Conde Orgaz; arte bizantino; milagro medieval; mística española; San Agustín; agustinos

Texto completo:

Descargar PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Copyright (c) 2015 Revista Chilena de Estudios Medievales